Cerrar
Seleccione el país/Encuentre la web Coloplast del país
Login a Zona Restringida para Profesionales de la Salud

Introducción

Abordar los problemas intestinales La incontinencia fecal y el estreñimiento puede tener un impacto importante en nuestra calidad de vida. Además de las molestias físicas y la distensión, tal vez le preocupe tener un accidente en público. Acerca de la incontinencia fecal y el estreñimiento
Cerrar

Acerca de la incontinencia fecal y el estreñimiento

Los motivos más frecuentes que causan los problemas intestinales incluyen:

  • El daño neurógeno producido por lesiones de la médula espinal o afecciones, como esclerosis múltiple o espina bífida.
  • Traumatismo rectal, por ejemplo, después del parto
  • Algunos medicamentos

Cualquier persona puede tener ocasionalmente estreñimiento y fugas intestinales, pero si los síntomas persisten durante más de un mes debe contactar con un profesional sanitario.

Posibles tratamientos

Si los síntomas son crónicos, tal vez sea necesario que siga una rutina de vaciado que le proporcione la capacidad de decidir cuándo y dónde vaciar su intestino y le aporte la confianza necesaria para llevar una vida activa.

Coloplast le ofrece algunas soluciones para controlar los síntomas:

 

 

Cerrar

Es bueno saberlo

Causas frecuentes de la incontinencia fecal y el estreñimiento Los problemas intestinales pueden presentarse por muchas razones y afectar a personas de todas las edades. A continuación se describen algunas de las causas y los síntomas más característicos. Causas de los problemas intestinales
Cerrar

Causas de los problemas intestinales

Existen varios tipos de problemas intestinales, los más comunes son:

  • Incontinencia fecal, cuando nos es posible controlar las deposiciones y experimenta fugas accidentales.
  • Estreñimiento, cuando la materia fecal permanece mucho tiempo en los intestinos y se endurece, interrumpiendo el tránsito intestinal.
  • Una combinación de ambos. Puede estar estreñido, pero aun así las heces más blandas y líquidas puede filtrarse alrededor de otras más duras y secas almacenadas en el recto.

Algunos de los signos de la incontinencia fecal incluyen lo siguiente:

  • Sentir la necesidad imperiosa de ir al baño, pero ser incapaz de controlarse cuando defeca, lo que deriva en una fuga (incontinencia de urgencia)
  • Fugas de materia fecal (incontinencia pasiva)
  • Manchado de la ropa interior
  • Imposibilidad de controlarse al liberar gases (flatulencias)

Algunos de los signos de estreñimiento incluyen lo siguiente:

  • Dificultad en la evacuación de las heces
  • Distensión
  • Molestias
  • Dolor intenso de estómago

Causas de los problemas de intestinales

Es importante comprender que los problemas intestinales no son una enfermedad. Generalmente, hay una causa subyacente que explica por qué el intestino no funciona correctamente.

Las causas más frecuentes son las siguientes:

  • Trastornos neurológicos, como lesión medular, espina bífida o esclerosis múltiple. Si tiene un trastorno neurológico. Si tiene un trastorno neurológico, es probable que los nervios de la médula espinal, que controlan el funcionamiento intestinal, estén dañados.
  • Complicaciones que se presentan después de una cirugía del recto, por ejemplo, después de un parto, en la que se dañaron los músculos del esfínter, lo que deriva en la imposibilidad de controlarse cuando va al baño.
  • Malformaciones ano rectales congénitas. Incluso con corrección quirúrgica, aún puede tener episodios de incontinencia fecal.
  • Pérdida de la elasticidad de los tejidos debido a la edad avanzada, lo que conlleva al manchado frecuente.

Es importante que las personas que tienen problemas intestinales establezcan una rutina que les permita la evacuación regular, que les ayude a prevenir las fugas y el estreñimiento. 

Más información sobre los productos que Coloplast le puede ofrecer. 

Cerrar
Más información sobre el estreñimiento y la incontinencia fecal Si tiene problemas intestinales, tal vez le reconforte saber que no es el único y que existen opciones para paliar su problema. Más información sobre el estreñimiento y la incontinencia fecal
Cerrar

Acerca del estreñimiento y las fugas del contenido intestinal

Ir al baño es algo que la mayoría de las personas dan por sentado por lo que si tiene un problema intestinal, tal vez se sienta bastante aislado. Puede que le resulte incómodo hablar sobre ello, por lo que puede pasar mucho tiempo antes de que alguien pueda ayudarle a encontrar el mejor método para controlar su problema.

Un problema frecuente

Puesto que muchas personas nunca visitan al médico o a su profesional sanitario ni revelan sus síntomas, se desconoce el número exacto de individuos que sufren problemas intestinales. Sin embargo, son más frecuentes de lo que usted podría pensar:

  • Los estudios sugieren que cerca del 2% de la población adulta tiene episodios diarios o semanales de fugas.
  • La prevalencia en los adultos mayores de 65 años es del 7% y en las residencias de ancianos alcanza el 33%.
  • Los estudios indican que hasta el 20% de la población tiene problemas de estreñimiento. 

Encontrar una solución para los problemas intestinales

Los problemas intestinales no desaparecen por sí solos, de modo que es importante encontrar una solución. Hay muchas maneras de cuidar el intestino. Si está buscando un método que le permita decidir cuándo y dónde vaciar su intestino, la irrigación intestinal es la solución. 

Más información sobre los productos que Coloplast le puede ofrecer 

Cerrar
Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los problemas intestinales Aquí se incluyen las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los problemas intestinales y que pueden resultarle de gran utilidad. Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los problemas intestinales
Cerrar

Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre los problemas intestinales

¿Cómo pueden afectar mi estilo de vida?

La pérdida de heces y el estreñimiento pueden ser muy molestos y tener un impacto importante en la calidad de vida. Además de las molestias físicas y la distensión frecuentes, tal vez le preocupe tener un accidente en público.

Esto hace que sea importante encontrar un método que le ayude a controlar y predecir la evacuación intestinal.

¿Qué puedo hacer para controlar y predecir la evacuación intestinal?

A menudo, los problemas intestinales pueden mejorar con la alimentación y medicación. También puede recurrir a la irrigación transanal que le proporcionará la confianza necesaria para mejorar su calidad de vida.

Lea más acerca de las soluciones para el cuidado intestinal.

¿Qué es la irrigación transanal?

La irrigación transanal se realiza mediante la introducción de agua tibia en el intestino a través de una sonda por el esfínter anal. El agua estimula el intestino y vacía el contenido fecal de la parte final del intestino grueso.

¿Con qué frecuencia debo irrigarme?

El vaciado del intestino tiende a funcionar mejor si siempre se hace a las mismas horas del día, todos los días o cada dos días. Por tanto, escoja el momento que le resulte más conveniente e intente realizarla siempre a esa hora, pudiendo ser, por ejemplo, la primera o la última actividad del día. Establecer una rutina que encaje entre las actividades de su vida diaria le ayudará a incorporarla en su día a día.

Con práctica y perseverancia, aprenderá lo que es mejor para usted y así disfrutar de los beneficios que le puede aportar una rutina regular y efectiva del vaciado del intestino.  Su médico o profesional sanitario le enseñarán como realizar la irrigación, indicándole la frecuencia y respondiendo a las preguntas que le puedan surgir.

¿Puedo viajar con el sistema de irrigación?

Sí. Recuerde llevar el sistema de irrigación junto con una gran cantidad de sondas desechables, ya que tal vez no las encuentre en todas partes. Si va a viajar al extranjero solicite un informe a su médico donde conste que usted es usuario de un sistema de evacuación intestinal.  Si el agua del grifo no es potable, utilice agua embotellada o agua hervida, siempre templada. Recuerde que en las diferentes zonas horarias es posible que al organismo le tome algo de tiempo acostumbrarse a una nueva rutina. Además, tal vez coma diferentes tipos de alimentos que pueden afectarle.

¿Es dolorosa la irrigación anal?

No. La irrigación anal no es dolorosa y es perfectamente segura. Sin embargo, puede causar una sensación extraña al principio. Si siente molestias cuando bombea el agua, deténgase durante un rato y continúe después. Si siente dolor, suspenda la irrigación de inmediato, desinfle el balón y retire la sonda. Si el dolor continúa, póngase en contacto con su médico o profesional sanitario.

La irrigación, ¿Tiene riesgos o complicaciones?

Algunas personas tienen problemas menores, como molestias o un poco de sangrado. Si la sonda no se coloca correctamente, puede perforar o desgarrar el intestino, aunque esto es extremadamente raro si sigue las indicaciones de su médico o profesional sanitario.

¿Qué ocurre si experimento alguna pérdida entre irrigaciones?

Puede que experimente alguna pérdida de agua tras una irrigación, especialmente las primeras veces que la realice. Esto puede deberse a que el estreñimiento o las heces duras impiden un vaciado completo del intestino o porque haya usado demasiada agua durante la irrigación. Asegúrese de que utiliza la cantidad de agua recomendada por su médico o enfermera. Intente también permanecer en el inodoro más tiempo. Póngase en contacto con su médico o profesional sanitario para que le ayuden a adaptar el plan intestinal.

Si el problema persiste los productos de Coloplast te pueden ayudar.

Cerrar
¿Qué es el intestino neurógeno? El intestino neurógeno es una condición que causa la pérdida de la función intestinal después de sufrir una lesión en la médula espinal. A continuación se describen los síntomas más característicos. El intestino neurógeno

Básicamente, el término intestino neurógeno describe la falta de control nervioso que impide el correcto funcionamiento intestinal. Este trastorno se debe a daños en el sistema nervioso central y puede derivar en fugas del contenido intestinal, estreñimiento crónico o ambos problemas.

Algunas causas

La causa más frecuente del intestino neurógeno es una lesión de la médula espinal, aunque también puede deberse a otros trastornos neurógenos, como espina bífidaesclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson o diabetes mellitus. El efecto sobre el funcionamiento intestinal depende del lugar donde está dañada la médula espinal.
Hay dos tipos de disfunción intestinal neurógena: intestino reflejo e intestino flácido.

Intestino reflejo

El intestino reflejo es la incapacidad de sentir el intestino lleno y de controlar el esfínter anal. La defecación se produce por un reflejo cuando el recto se llena. Se puede producir en cualquier momento porque es posible que se haya perdido la capacidad de sentir cuando el intestino está lleno. Esto puede derivar en fugas intestinales y filtraciones del contenido intestinal.

Intestino flácido

El intestino flácido ocurre cuando el músculo del esfínter anal, el que normalmente mantiene cerrado el ano, se relaja y permanece abierto facilitando la evacuación del intestino, a menudo de forma accidental.

El intestino neurógeno también enlentece el tránsito de la materia fecal, lo que significa que muchas personas con este trastorno también corren un alto riesgo de padecer estreñimiento.

Si tiene trastornos intestinales, es muy importante que establezca una rutina que le permita controlar y predecir la evacuación, para evitar fugas y estreñimiento. 

Cerrar

Consejos, herramientas y guías

Un estilo de vida mejor se traduce en un intestino más sano Introducir cambios en su estilo de vida puede ayudar a disminuir los síntomas de la disfunción intestinal y proporcionarle la confianza necesaria para mejorar su calidad de vida. Un estilo de vida mejor se traduce en un intestino más sano
Cerrar

Establecer una rutina regular y efectiva

Los pequeños cambios que puede hacer incluyen lo siguiente: 

  • Una alimentación más sana: una dieta equilibrada con alto contenido en fibra y agua ayudará a disminuir el estreñimiento. Ingerir gran cantidad de frutas y verduras frescas y menos carnes rojas puede protegerle de ciertos tipos de cáncer.
  • Dejar de fumar: el tabaquismo puede empeorar los síntomas de las enfermedades intestinales inflamatorias.
  • Reducir el consumo de alcohol.
  • Reducir el uso de ciertos medicamentos: un número de medicamentos comunes, como los que se usan para tratar la acidez y la indigestión, pueden causar diarrea o estreñimiento.

Hacer ejercicio con moderación: el ejercicio moderado disminuye el riesgo de estreñimiento.

La importancia de una rutina intestinal

Tener la posibilidad de decidir dónde y cuándo vaciar el intestino puede mejorar notablemente la calidad de vida.
Los problemas intestinales son extremadamente habituales El plan para el cuidado del intestino y cómo encajarlo en la vida diaria debe ser exclusivo para cada persona.
La evacuación intestinal regular, evita las pérdidas y el estreñimiento crónico.

Cerrar
Cerrar

Free sample - free shipping

Thank you for your order

Receipt

Vista versión desktop